Ningún tratamiento odontológico se realiza al azar, mucho menos un implante.

A pesar de contar con escasos milímetros de diámetro, el implante es colocado en una zona poblada por vasos sanguíneos y nervios que rodean al hueso, por lo que resulta necesario que el odontólogo conozca el área de manera completa.

El éxito del implante dependerá del plan personalizado que el profesional realice para el paciente, el cual deberá demostrar un total conocimiento de los tejidos blandos y del estado en el que se encuentra el hueso, ya que este será el soporte que retenga al implante.

¿Qué incluye el estudio implantológico?

El estudio implantológico comienza por un cuestionario llevado a cabo por el implantólogo, el cual se denomina anamnesis, e incluye los siguientes datos:

  • Salud general del paciente
  • Hábitos del paciente
  • Enfermedades actuales del paciente
  • Medicación que el paciente está tomando

Una vez realizado el cuestionario, el dentista especialista procede a examinar la boca del paciente con el espejo redondo que todo odontólogo tiene. La finalidad es detectar patologías bucales que el paciente pueda ignorar que padece.

La segunda parte del estudio implantológico es el conjunto de radiografías que deberá hacerse al paciente. Su objetivo es determinar los siguientes factores:

  • El estado de los huesos del maxilar y de la mandíbula del paciente
  • La densidad del hueso
  • La calidad del hueso

La radiografía que más información aporta acerca de todo esto es la panorámica. Cuando la información que esta aporta es insuficiente, se recurre a las radiografías axiales de haz cónico, que son las que comúnmente conocemos como TAC Dental.

La gran ventaja de estas últimas es que toma decenas de radiografías desde la más diversa variedad de ángulos. La información que estas tomas recogen se reconstruyen en un formato 3D, el cual muestra la boca del paciente para que el odontólogo tenga la posibilidad de experimentar mediante cortes, todos ellos virtuales, que le permitirán evaluar con más precisión el estado del hueso del paciente.

Diastemas o dientes separados

¿Qué es un diastema?

Un diastema es cuando existe un espacio relativamente grande entre dos dientes adyacentes.

Los dientes separados son un asunto de estética dental, sin embargo, en momentos precisos a lo largo de la historia, han sido una moda. Además, es necesario resaltar que no existe ningún riesgo para la salud dental cuando se tiene uno.

Es común que aparezca en niños cuando empiezan a crecer sus primeros dientes, pero luego, con el pasar de los años, desaparece a medida que cada uno de los dientes ocupa el lugar que le corresponde en la encía. Pero en ocasiones, cuando se mantiene en el tiempo, a muchas personas puede llegar a incomodarles o molestarles el aspecto que generan.

Por todo lo anterior, consideraremos ahora los tratamientos para cerrar diastemas o dientes separados.

Diastemas o dientes separados

Tratamientos para cerrar diastemas

Los tratamientos a los que se puede recurrir para cerrar diastemas son:

1. Ortodoncia: Existen varias técnicas de ortodoncia que se pueden aplicar, tales como brackets metálicos, brackets autoligados, brackets estéticos y el novedoso método Invisaling. Cualquiera de los tratamientos mencionados puede generar resultados óptimos a éste problema.
2. Estética dental: En este caso se utilizan carillas dentales para cubrir el espacio entre los dientes.
3. Reemplazar el diente: Cuando el diastema es producto de la pérdida de una pieza dental, se puede utilizar un implante dental o un puente para cubrir el espacio.
4. Cirugía dental: En caso que el espacio entre los dientes sea causado por un frenillo labial excesivo, puede ser necesaria una cirugía dental previo a recibir un tratamiento de ortodoncia.

Es necesario recordar que cualquier tratamiento que desees realizarte debe ser consultado previamente a un médico odontólogo de confianza.

Esperamos que este artículo haya resuelto cualquier duda sobre en qué consisten los diastemas, así como los tratamientos para cerrar los dientes separados. Si tienes alguna otra duda, no deje de contactarnos y solicitar más información.

Actualmente son millones las personas que llevan en sus bocas implantes dentales. Pues la sonrisa de una persona dice mucho de ella.

Así que por ese motivo te explicaré ¿Qué colutorio puedo usar si llevo implantes?, ya que es una pregunta que muchos se hacen. Primero, veamos qué es un colutorio.

¿Qué es un colutorio?

Un colutorio es una sustancia que refrescará tu boca a la vez que también evitará que está aloje gérmenes que provocan la caríes en los dientes. En el mercado actual hallarás colutorios con alcohol o sin este, así como también los que vienen con flúor que es beneficioso para la salud bucal de una persona.

Debes saber que hay diferentes tipos de colutorio que fueron creados para las necesidades de diferentes usuarios en general. Por eso si ya tengo o más adelante tendré un implante, es menester saber si dicho producto afectaría el implante.

Hay colutorios con alcohol en un 20 % que es usado por un número de población posiblemente menor al 50 %. Pues el alcohol sabemos que atacaría directamente a cualquier partícula de riesgo que se encuentre en la boca pero muchos no lo toleran. Por tal motivo, este colutorio no es el preferido de todos. Además no se les recomienda en aquellas personas que estén en proceso de desintoxicación con esta sustancia en particular.

Por otro lado, están los colutorios sin alcohol que son los más usados por la población en general. Estos en su mayoría contienen CPC conocido científicamente como cloruro de centilpiridio. Está sustancia elimina por completo cualquier germen que se encuentre alojado en tu boca.

Sea cual sea el caso, ninguno de estos colutorios afectará el implante. Pero si el colutorio contiene flúor entonces la persona se beneficiará blanqueando su implante cada día más. Un punto muy interesante a tener en cuenta.

¿Cuándo usar colutorios?

Siempre. En todo momento el uso de colutorios es algo que debes añadir a tu rutina diaria de cepillado. Por ello te recordamos usarlo una vez te hayas lavado los dientes con la pasta dental de tu preferencia y además hayas hecho uso del hilo dental. Allí es cuando el colutorio será completamente efectivo alejándote de cualquier visita de emergencia al dentista.

El empaste dental es un tratamiento común para tratar las caries dentales. El dolor después de un empaste dental o la sensibilidad causada después de un diente empastado puede tener su origen en varias causas. Por tal motivo, es vital acudir inmediatamente al dentista para un diagnóstico y solución en el corto plazo.

¿Puede haber dolor después de un empaste dental?

Sí. Algunas de las causas son las siguientes:

1. Contacto prematuro de oclusión: Cuando el odontólogo realiza el empaste dental para tratar una caries, en una parte del proceso coloca un papel de color en tu boca y te pide que muerdas para ver si te sientes cómodo o si tus dientes chocan entre sí. En ésta parte siempre debes estar seguro de tu respuesta (aunque esto puede ser difícil cuando tienes la boca dormida), pues el dentista debe estar seguro que se da una oclusión correcta con los demás dientes. El dolor muchas veces se da porque esta oclusión no se da, el empaste queda alto y roza.

2. Empaste dental cerca del nervio: Otra de las razones es cuando el empaste es demasiado grande y queda muy cerca del nervio, sin lugar a dudas causará dolor.

En el primer caso, la solución es simple, solamente se deberá realizar un reajuste del empaste y todo se solucionará.

En el segundo caso se requiere un procedimiento más complejo como una endodoncia, que consiste en para descartar la pulpa del diente y cerrar los conductos. Muchos dicen que se trata de matar el nervio del diente.

Cualquiera que sea tu caso, debes ir al dentista para un diagnóstico y solución oportuna.

Esperamos haber aclarado todas tus dudas sobre dolor después de un empaste dental. Si no es así, ya sabes que estamos a tu disposición para lo que necesites. Será un placer atenderte.

Nuestra necesidad de inmediatez nos lleva a ver un tratamiento de ortodoncia como algo que se perpetúa de manera indefinida en el tiempo, más aún si hablamos con alguien que lo haya llevado algunos años atrás.

En aquella época, lo normal era que los resultados empezaran a verse meses después de comenzar con él, para terminar durando un promedio de cuatro años y medio. Afortunadamente, ante los riesgos de caries y de gingivitis implícitos en llevar brackets, los dentistas hemos trabajado en conjunto con los desarrolladores de materiales para ortodoncia, lo que ha conllevado a una duración sensiblemente menor del tratamiento.

¿Cuándo podré empezar a ver los resultados de mis brackets?

Llevar brackets acarrea consigo ciertas molestias, ante lo cual queremos ver resultados que mantengan nuestra motivación al día.

Debido a la reducción del tiempo total del tratamiento, podremos comenzar a notar los resultados mucho antes en el tiempo.

En términos generales, estos se aprecian entre las pocas semanas y los pocos meses de comenzado el tratamiento. El tiempo exacto para empezar a notar los cambios te lo dirán en la consulta, ya que allí te evaluarán tomando en cuenta tu edad y la situación actual de tus dientes.

¿Cuánto dura un tratamiento de ortodoncia?

El promedio se sitúa en los dieciocho meses, pudiendo darse por finalizado a los doce o extenderse a los veinticuatro. En los esporádicos casos de maloclusiones muy severas, se puede extender hasta los treinta y seis meses.

¿Qué factores inciden en la duración del tratamiento?

  • Planificación
  • Edad del paciente
  • Técnica de ortodoncia
  • Colaboración del paciente

Como vemos, hay factores que dependen del odontólogo, otros de la biología, otros de las propiedades de los materiales y, por último, uno que depende de ti. Sigue rigurosamente las indicaciones de tu ortodoncista, y verás que el proceso se acortará.

Implantes inmediatos en Parque de las Avenidas, Ventas (Madrid)

Hacemos implantes con carga inmediata tanto unitarios como múltiples en el mismo día.

Especialistas en implantes con carga inmediata

Los nuevos implantes dentales y técnicas, nos permiten evitar las grandes cirugías sin “esperas largas” y sin quedarse sin dientes.

Esa tediosa espera de meses para colocar la prótesis definitiva.

En 1 solo día extraemos, colocamos implantes y Vd. se va con dientes provisionales fijos. Y un plazo máximo de un mes tendrá su prótesis definitiva para poder masticar.

No hay falta de estética, no prótesis removibles incómodas. No dolores e inflamaciones.

Carga inmediata en pacientes con poco hueso

Con poco hueso, aún cuando le hayan dicho que no se pueden hacer implantes, en la mayoría de los casos se puede hacer mediante esta técnica mínimamente invasiva, sin cirugía, sin sangrado.

Utilizando la técnica FILO, creada por el gran profesional y amigo Dr. Alvaro Bastida Freijoo, en la gran mayoría de los casos y en situaciones de poco hueso, nos comprometemos a solucionar su problema en un plazo máximo de 15 días en la mayoría de los casos.

Llame a nuestra clínica dental,  y pregunte por el Dr. Juan Navas. Le daremos cita para estudiar su situación y estamos seguros de poder solucionarlo con las mínimas molestias

Descubre lo que es la hipoplasia dental

La dentadura puede tener enfermedades al igual que otras partes del cuerpo. En ocasiones, las encías o los dientes pueden sufrir afecciones que están relacionadas y que requieren de un tratamiento. En este artículo hablaremos sobre la hipoplasia dental.

¿Qué es la Hipoplasia Dental?

La hipoplasia dental es una condición de los dientes que hace que estos tengan menor cantidad de esmalte de lo normal.

Aparece cuando el esmalte de los dientes no se desarrolla por completo. Esto ocurre antes de que estos salgan.

¿Por qué se produce?

Es producto de algún tipo de problema sufrido durante la niñez, tal como malnutrición, la fiebre, las infecciones o alguna otra enfermedad.

Causas y consecuencias de la Hipoplasia Dental

Es difícil determinar con exactitud su causa, y se podrá ver la consecuencia cuando la persona ha crecido y se evidencia la malformación en el esmalte dental. Puede manifestarse en mayor o menor magnitud dependiendo de cada paciente.

Síntomas de la hipoplasia dental

Esta condición muestra síntomas en los dientes, entre los que encontramos:

1. Coloración amarillenta o marrón en los dientes con una superficie áspera.
2. Manchas blancas en los dientes debido a las calcificaciones que se forman en el esmalte.
3. Fisuras o surcos en los dientes.
4. Deterioro en los dientes, esto se evidencia en los casos más graves y ocurre porque debido a la falta de esmalte, el diente está más expuesto al desgaste.

Tratamiento

Existen distintas formas para tratarla:

1. Sellado: En los casos leves un sellado puede ayudar a evitar mayores problemas tapando las fisuras que se forman.
2. Blanqueamiento dental: Se usa cuando la hipoplasia se manifiesta con manchas blancas, con esto se consigue una coloración uniforme en el diente.
3. Carillas o coronas: Este tratamiento es usado en casos más severos.
4. Implantes: En los peores casos de hipoplasia dental, puede ser necesario hacer implantes dentales porque el diente no sirve.

Si tienes alguna duda sobre la Hipoplasia, te invitamos a solicitar una consulta gratuita en nuestra clínica dental en Ventas (Madrid) y resolveremos todas tus dudas.

Diente roto: solución y tratamiento en las ventas y parque de las Avenidas, Madrid

Los dientes rotos son una de las urgencias dentales más frecuentes tanto en niños como en adultos.

Los dientes rotos, agrietados o removidos pueden suponer más daños a la salud si no se tratan adecuadamente.

¿Qué se puede hacer en caso de dientes rotos?

Cuando se nos presenta el caso de piezas dentales agrietadas o astilladas:

La situación no es realmente una emergencia, pero se debe ser cuidadoso al ingerir alimentos que sean difíciles de masticar. Igualmente, deberá evitar la ingesta de alimentos a temperaturas extremas. Si lo requiere, puede usar algún analgésico de venta sin prescripción.

Diente roto:

Si esto es el resultado de una cavidad o de un evento traumático, debes comunicarte rápidamente con tu dentista en Parque de las Avenidas y previamente:

● Debe enjuagar la boca con una solución de agua salada o caliente.

● Deberá aplicar una compresa helada en las cercanías de la pieza dental afectada.

● Presiona suavemente con una gasa sobre el diente afectado y así poder absorber el sangrado. Las bolsitas de té húmedas pueden cumplir la misma función.

● Si has tenido una ruptura grave, debes ver a tu odontólogo en un tiempo de 24 horas.

● De ser necesario, toma un analgésico de venta sin prescripción

Diente agrietado:

Una grieta frecuentemente afecta a toda esa pieza dental. Debe hacer una cita con su dentista lo antes posible, este hará la evaluación de rigor y le dará la solución adecuada y oportuna.

Diente astillado:

En esta situación deberá ver inmediatamente a su odontólogo debido a que el diente en estas circunstancias estará muy sensible.

Cuando el diente se rompe completamente, la raíz puede quedar atascada, en ese caso puede ser necesaria una operación del conducto radicular. El dentista hará los arreglos preliminares para luego poder colocar una corona.

 

Microimplantes dentales el Las Ventas y parque de las Avenidas, Madrid

Los microimplantes de ortodoncia son toda una novedad y están siendo utilizados por los ortodoncistas con la finalidad de aumentar el anclaje.

¿Para qué sirven los microimplantes de ortodoncia?

Para los microimplantes se usan los microtornillos, ya que estos ofrecen un estupendo punto de anclaje para los tratamientos de ortodoncia.

De esta manera, se ayuda a evitar la transmisión de cualquier tipo de fuerza que no sea necesaria a los otros dientes durante la fase de tratamiento.

Hay que tener en cuenta que estos pequeños tornillos se colocan sobre las encías en la estructura ósea y, es sobre estos microtornillos, que son de titanio, donde se fija el alambre que atraviesa los brackets dentales.

Ventajas

Estos microimplantes de anclaje temporal, van a facilitar el tratamiento y reducirán tiempo del mismo, consiguiendo, además, los mejores resultados.

De una forma gráfica, podemos indicar que, estos microimplantes funcionan como una base sobre la que queda apuntalada la ortodoncia, quedando fija y con la presión precisa y necesaria para poder alinear los dientes del paciente.

La función de los microimplantes en la ortodoncia

Actúan como punto de sujeción para mover los dientes a las posiciones deseadas.

El microimplante es un pequeño tornillo que se utiliza en la ortodoncia para conseguir el mayor punto de apoyo, facilitando el tratamiento. Estos microtornillos tienen una medida que oscila entre los 6 y 10 mm que se colocan, de forma sencilla, y se retiran una vez el tratamiento ha finalizado.

A través de los microimplantes se puede proceder a cerrar espacios de extracción dental, intrusión de dientes, poner de manera correcta muelas y dientes, así como para ayudar a la tracción de dientes incluidos.

Debemos de recordar que, a través de los microimplantes, se logra que los movimientos de las piezas dentales se realicen en el menor tiempo posible y de la forma más cómoda para los pacientes.

 

Cuando vamos a colocarno a un implante dental, debemos tener en cuenta que hay múltiples factores de riesgo que se deberían de considerar para tener un resultado óptimo de la intervención.

Pacientes con mayor riesgo

De forma general, podemos indicar que los pacientes con mayor riesgo potencial a padecer algún fracaso en la osteointegracion de los implantes, son los fumadores, los que se hayan sometido a radioterapia, tengan periodontitis, osteoporosis, o edades muy avanzadas. Además de los que no tengan una higiene dental cuidada.

La importancia de una buena historia clínica

Por todo ello, realizar una historia clínica de los pacientes, ayudará a tomar las mejores decisiones y evitar errores que podrían impedir el buen resultado del implante.

Factores que agudizan el fracaso de los implantes dentales

Todas las cuestiones relacionadas con la enfermedad periodontal, el tabaco, la osteoporosis, una higiene bucal inadecuada, las enfermedades sistemas, haberse sometido a radioterapia, se consideran factores de riesgo si te vas a colocar a un implante.

Debemos tener en cuenta que el implante permite mantener la estructura ósea alveolar ante la pérdida de un diente. El implante de titanio se inserta en el hueso alveolar mediante una cirugía. Es, a partir de ahí, cuando se comienza la osteointegración, es decir, la formación de hueso alrededor del implante en el plazo de seis meses. Solo a partir de ese momento, se iniciará la fase protésica en que se coloca la pieza sobre el implante.

Por todo ello, antes de la realización de la cirugía, los dentistas debemos tener en cuenta aspectos de carácter personal como los indicados anteriormente y que pueden ocasionar problemas en los resultados de la cirugía que se va a llevar a cabo.

No olvidemos que los implantes dentales contribuyen a restauran las funciones estéticas, masticatorias, fonéticas y estructurales tras la pérdida de las piezas dentales. Pero, para el éxito de la cirugía del implante, es necesario un correcto diagnóstico.

Algo tan básico, como una higiene bucal que no sea adecuada, puede ocasionar que el paciente tenga una mayor inflamación de los tejidos blandos y con ello una mayor pérdida ósea que afecta de forma negativa para el tratamiento con implantes dentales.