Entradas

Nuestra necesidad de inmediatez nos lleva a ver un tratamiento de ortodoncia como algo que se perpetúa de manera indefinida en el tiempo, más aún si hablamos con alguien que lo haya llevado algunos años atrás.

En aquella época, lo normal era que los resultados empezaran a verse meses después de comenzar con él, para terminar durando un promedio de cuatro años y medio. Afortunadamente, ante los riesgos de caries y de gingivitis implícitos en llevar brackets, los dentistas hemos trabajado en conjunto con los desarrolladores de materiales para ortodoncia, lo que ha conllevado a una duración sensiblemente menor del tratamiento.

¿Cuándo podré empezar a ver los resultados de mis brackets?

Llevar brackets acarrea consigo ciertas molestias, ante lo cual queremos ver resultados que mantengan nuestra motivación al día.

Debido a la reducción del tiempo total del tratamiento, podremos comenzar a notar los resultados mucho antes en el tiempo.

En términos generales, estos se aprecian entre las pocas semanas y los pocos meses de comenzado el tratamiento. El tiempo exacto para empezar a notar los cambios te lo dirán en la consulta, ya que allí te evaluarán tomando en cuenta tu edad y la situación actual de tus dientes.

¿Cuánto dura un tratamiento de ortodoncia?

El promedio se sitúa en los dieciocho meses, pudiendo darse por finalizado a los doce o extenderse a los veinticuatro. En los esporádicos casos de maloclusiones muy severas, se puede extender hasta los treinta y seis meses.

¿Qué factores inciden en la duración del tratamiento?

  • Planificación
  • Edad del paciente
  • Técnica de ortodoncia
  • Colaboración del paciente

Como vemos, hay factores que dependen del odontólogo, otros de la biología, otros de las propiedades de los materiales y, por último, uno que depende de ti. Sigue rigurosamente las indicaciones de tu ortodoncista, y verás que el proceso se acortará.

Microimplantes dentales el Las Ventas y parque de las Avenidas, Madrid

Los microimplantes de ortodoncia son toda una novedad y están siendo utilizados por los ortodoncistas con la finalidad de aumentar el anclaje.

¿Para qué sirven los microimplantes de ortodoncia?

Para los microimplantes se usan los microtornillos, ya que estos ofrecen un estupendo punto de anclaje para los tratamientos de ortodoncia.

De esta manera, se ayuda a evitar la transmisión de cualquier tipo de fuerza que no sea necesaria a los otros dientes durante la fase de tratamiento.

Hay que tener en cuenta que estos pequeños tornillos se colocan sobre las encías en la estructura ósea y, es sobre estos microtornillos, que son de titanio, donde se fija el alambre que atraviesa los brackets dentales.

Ventajas

Estos microimplantes de anclaje temporal, van a facilitar el tratamiento y reducirán tiempo del mismo, consiguiendo, además, los mejores resultados.

De una forma gráfica, podemos indicar que, estos microimplantes funcionan como una base sobre la que queda apuntalada la ortodoncia, quedando fija y con la presión precisa y necesaria para poder alinear los dientes del paciente.

La función de los microimplantes en la ortodoncia

Actúan como punto de sujeción para mover los dientes a las posiciones deseadas.

El microimplante es un pequeño tornillo que se utiliza en la ortodoncia para conseguir el mayor punto de apoyo, facilitando el tratamiento. Estos microtornillos tienen una medida que oscila entre los 6 y 10 mm que se colocan, de forma sencilla, y se retiran una vez el tratamiento ha finalizado.

A través de los microimplantes se puede proceder a cerrar espacios de extracción dental, intrusión de dientes, poner de manera correcta muelas y dientes, así como para ayudar a la tracción de dientes incluidos.

Debemos de recordar que, a través de los microimplantes, se logra que los movimientos de las piezas dentales se realicen en el menor tiempo posible y de la forma más cómoda para los pacientes.

 

Para perder el miedo a acudir al dentista, lo mejor es hacerlo cuanto antes. Además, se recomienda acudir al ortodoncista a partir de los seis años, de forma que, si hay algún tipo de problema en la salud bucal del niño, se pueda poner remedio a tiempo.

Tanto si se trata de problemas bucales con orígenes genéticos, como si estos son ocasionados por malos hábitos, los padres deberán están atentos a cualquier señal de alarma, ya que cuanto antes se comience a tomar las medidas adecuados, mejor solución tendrá y menor tiempo costará lograrla.

En nuestra clínica dental de Ventas en Madrid se suele indicar a los padres y madres estas 9 señales, fáciles de detectar en las bocas de sus hijos, que pueden ayudar a saber si los niños necesitan ortodoncia.

Pistas para que padres y madres que le ayudarán a saber sus hijos necesitan ortodoncia

  1. Debemos estar atentos a los tiempos de salida de dientes de leche (sobre los 8 meses) y los dientes definitivos, los 7 años.
  2. Hay que observar si los niños tienes problemas al morder o masticar. Si mastica con toda la boca o solo por un lado. Muchas veces una mala masticación acarrea dolores de cuello o de cabeza.
  3. Debemos fijarnos si hay mucho espacio entre los dientes de los niños.
  4. De igual forma es importante observar si hay apiñamiento de las piezas o desplazamientos que hacen que no encaje bien los dientes.
  5. Si al masticar o, simplemente, al abrir la boca detectamos ruidos, debemos estar también atentos.
  6. Es una señal clara también de que debemos acudir al ortodoncista, el hecho de tener los dientes o la mandíbula de tamaño desproporcionados a nuestra cara.
  7. Si los niños respiran a través de la boca en lugar de la nariz, podemos indicar que es un síntoma claro de que los labios no cierran bien.
  8. Unos dientes superiores que sobresalen en exceso hacen que las piezas no encajen, así como generan un desarrollo no regular de la mandíbula.
  9. De igual forma, unos dientes inferiores que sobresalen también es una señal de un crecimiento irregular de la mandíbula.

Estas 9 señales pueden ayudarte a tomar la mejor decisión para la salud y el cuidado bucal de tus hijos. Acudir al ortodoncista, ante cualquiera de ellas, ayudará a tomar la medida más oportuna cuanto antes.

Retenedores de ortodoncia, para que sirven y cuánto tiempo hay que llevarlos.

Una vez terminamos un tratamiento de ortodoncia en Las Ventas y parque de las Avenidas de Madrid, una vez nos quitan los aparatos, tenemos que saber qué tratamiento realmente no ha terminado ya que ahora empieza la fase de retención.

¿Qué es la fase de retención?

El tratamiento ortodoncia se divide en tres fases, el estudio previo, la fase activa y la de retención.

  • La fase activa, es el tiempo en la que el paciente llevará los aparatos en su boca y asociamos todos a un tratamiento normal de ortodoncia.
  • Pero una vez tenemos los dientes ya alineados y nos quitan los aparatos empieza la fase de retención.

Objetivo de los retenedores

La colocación de los retenedores tiene un objetivo muy claro, y es garantizar la estabilidad de los resultados que hemos conseguido.

Ya que una vez hemos quitado el aparato deben asentarse las nuevas posiciones que hemos adquirido. Si no hacemos una fase de retención de forma adecuada, los dientes pueden volver a la posición que ocupaban antes del tratamiento.

¿Cuánto tiempo debo llevar los retenedores?

Debemos saber que retenedores fijos y removibles:

  • Los retenedores fijos deben llevarse de por vida, pero no hay que preocuparse porque son imperceptibles y nadie notará que los llevas además no sentirás molestias.
  • Los retenedores removibles pueden llevarse el tiempo que el Ortodoncista nos indique. Normalmente se combinan ambos retenedores.

Ante cualquier duda puedes solicitar una consulta con nuestros dentistas en Las ventas y Parque de las Avenidas.

Dientes perfectos en Parque de las Avenidas, Las Ventas - Madrid

Dientes perfectos naturales y en poco tiempo.

Tener los dientes perfectos es un reflejo del cuidado y preocupación por la imagen, y transmite confianza seguridad y una alta autoestima.

Pero tener unos dientes perfectos significa que solo tienen que estar blancos y bien alineados.

Muchas personas tienen miedo de visitar a su dentista de forma periódica con el fin de realizar tratamientos preventivos. Éstas personas esperan tener ciertos síntomas como pueden ser dolores o algunas complicaciones para acudir a la clínica dental.

La salud de unos dientes perfectos

Unos dientes perfectos son aquellos dientes que están sanos, que no presentan caries y que se mantienen fuertes con una limpieza diaria constante, con revisiones periódicas. Eso les ha proporcionado fortaleza, una apariencia buena y sin pérdida de dientes.

Es fundamental que ante cualquier síntoma de un dolor o problema bucodental acudamos a nuestra clínica dental en Parque de las Avenidas y Las Ventas (Madrid), con el fin de corregir por posibles infecciones así como ciudades periodontales o caries.

No hay que olvidar que cuanto más tiempo dejamos pasar ante cualquier problema, las complicaciones van a presentarse muy probablemente incluso llegar a casos importantes con pérdida de dientes o problemas con implantes.

La conocida como ortodoncia lingual. es un procedimiento de ortodoncia invisible.

En este caso los brackets los colocamos en la parte interna de nuestros dientes. Normalmente la técnica utilizada es la conocida como Incognito.

Ventajas de la Ortodoncia Lingual

Para este tratamiento tanto los brackets como los arcos se fabrican en oro de forma completamente personalizada. Previamente se habrán tomado los registros de la boca de nuestro paciente, bien con escáner digital, o con impresiones de silicona.

Esta fabricación de forma personalizada nos va a permitir menor volumen del bracket, que es fundamental para que el paciente esté cómodo.

La ventaja principal de la ortodoncia lingual es que no se ve con lo cual es completamente estética, y además nos permite obtener unos resultados muy predecibles y precisos.

En ciertos casos va a ser más efectiva la técnica al igual que la convencional, por ello es fundamental la valoración en nuestra clínica dental, para recomendar al paciente cuál es la técnica que más le conviene.

¿Cuándo es necesario extraer un diente para la ortodoncia?

El objetivo principal de un tratamiento de ortodoncia, es resolver ciertos problemas de la salud bucodental como es la alineación de los dientes o bien una mala mordida. Para poder llegar a ello, en muchas situaciones tenemos que extraer uno de los dientes, pero, ¿cuándo es necesaria la extracción del diente para el tratamiento de ortodoncia?.

Hoy en día hay diferentes tipos de ortodoncia según si tenemos más en cuenta la estética, o bien resolver ciertas imperfecciones

Podemos encontrar tanto la ortodoncia convencional como la ortodoncia estética, en los dos casos vamos a resolver alteraciones de mordida de oclusión y alineación pero en algunos casos va a ser necesaria la extracción de uno de los dientes antes de poder colocar los aparatos.

¿Cuándo es necesario extraer un diente para la ortodoncia?

Pero, ¿En qué situaciones hay que extraer un diente antes de la ortodoncia?

Las extracciones dentales antes del tratamiento se indican en algunos casos:

  • En la primera dentición.
    • por falta de espacio
    • porque aparecen dientes que están muy deteriorados
    • en caso de que los dientes de leche no hayan caído todavía pero los definitivos ya hayan erupcionado
  • En dientes permanentes.
    • cuando aparece una importante falta de espacio que nos va a impedir poder alinear y corregir la mordida
    • problemas importantes de oclusión
    • dientes muy alterados por las caries
    • retracción del labio
    • dientes que se hayan podido romper por ciertos accidentes y que no se puedan reconstruir